viernes, 26 de diciembre de 2008

Mi fierecilla indomable



Verona, 26 de diciembre, 2008

Mi fierecilla indomable:

Me encantó recibir ayer tu llamada de 'felices fiestas' desde tan, tan lejos. Te dije que no te olvidarías de mi. Yo no me ruborizo ni un ápice al decir que es un imposible quitarte de mi mente. Aún recuerdo tus pataletas y demostraciones agresivas de afecto, aún las recuerdo y es cuando reacciona alborotada la comisura derecha de mis labios. Te confieso que era la primera vez que me enfrentaba a tan audaz y difícil contienda con el ego de alguien. Sabés que salí airoso y que entré triunfal por la puerta grande de tu vida.
Me atrevo a escribirte porque sé que no lo vas a leer, ya que aunque probablemente lo sospechés, no sería buena estratégia mostrarte abiertamente ésta mi debilidad... Vos.

Me toca llamarte para Año Nuevo, como te dije.


Un beso con sabor a vino tinto.

Atte.

Tu Petruccio



Get this widget | Track details | eSnips Social DNA



9 comentarios:

Curucusí Ocurrente dijo...

P.D. ¿Que tal el William Shakespeare de la pintura?
jajajaja

Sergio M. dijo...

Seria excelente en una polera este Shakespeare...

Juro que lei ¨Prepucio¨ en vez de ¨Petruccio¨...

Salutes...

flacazul dijo...

los besos con sabor a vino (tinto, siempre tinto) son los mejores!

un abrazo fiestero, queriu curucusí. por navidad y año nuevo que ya está, ya está, ya está.

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

que tengas un 2009 excelente!!!
y salud! con vinito tinto todo se ve mejor!
abrazo

La MaJo dijo...

Q ODIO NO poder nunk encontrarme, dp encontrarte...verte... odio eso



y tus letras nomas!

Luna dijo...

Un beso con sabor a vino tinto..

creo q extraño eso..
=) jaja

Besos

Hada del tejado dijo...

Precioso bichito de luz, yo también he escrito cartas con grandes posibilidades de que nunca sean leídas.
Hoy brindo por es@s que no se enteran que tienen correspondencia en algún rincón del mundo, pero siempre voy a brindar por los que alborotan nuestros pensamientos, labios y algo más.
¡Salud!

Anónimo dijo...

Hoy cuando me abrazaste volvi a sentir que nuestro presente nos dice lo mismo, nos acompañamos en la niebla de la vida en santa cruz.
Tantas lunas y tantas palabras que nunca se podran borrar.
Como te dije, sos el hombre mas lindo que he conocido.
Un enorme beso al destino que nos junto y siempre nos reclamara el estar en contacto.
atte.
Alicia

Javier Sandoval A. dijo...

Una belleza, oiga. Algo igualito quisiera escribirle a una peladinga que se cuela, la muy pendeja, ahora en mis sueños (ya no solo en mis pensamientos).
Coincidencias: también me tocó decirle alguna vez: "Te dije que no te olvidarías de mí".

Un abrazo, compañero y ya nos veremos en Centrósfera.