miércoles, 19 de marzo de 2008

Alucinando con el Realismo Mágico

.
.
Una de mis materias de Guión que llevé en la Universidad fue sobre guiones de series y sitcoms de tv. Como alucinaba desde entonces con el Realismo Mágico, utilicé una idea fugaz que hace tiempo revoloteaba en mi cabeza, sobre manipular las leyendas cruceñas, diferenciándolas así de las recreaciones costumbristas existentes.
.
Pero como la idea del ramo era realizar un producto para el mercado local, y me encontraba estudiando en Santiago de Chile, trabajé todo un semestre sobre los mitos de Chile, expecificamente los del norte chileno.
.
El Protagonista de la serie era el periodista de una Revista de Ciencias Paranormales que, desgraciadamente para él, volvía a su pueblo natal después de años, el pueblo el cual había dejado tras la misteriosa muerte de su padre, un minero de Chuquicamata.
.
Ahora, junto a una mística antropóloga local de descendencia andina, se enfrentaba a diferentes casos de apariciones, raptos y otras situaciones ocurrentes, que en su calidad de incomprendidas, habían sido acusadas a las creencias urbanas y rurales.
.
El asunto estaba en que una sociedad como la chilena, está mucho más fría que la boliviana. por suerte a mi gurú, mi sensei, mi profesora de guiones, le encantó igual.
.
Claro que me decía que no me embale mucho con el realismo mágico, porque ya ni en el campo chileno creían en sus viejas historias. No por lo menos como en Bolivia, que al final, donde sea que uno esté, sea zona andina, guaraní, o vallegrandina jeje, andamos envueltos en una irrealidad que a veces es maravillosa y a veces bochornosa.
.
Terminado el semestre, mi gurú, mi sensei, mi profesora de guiones me dijo que siga trabajando en mi material y lo utilice como tesis cuando corresponda.
.
Pero el guión de los mitos chilenos espera su turno bajo el colchón, porque tiempo después saqué algunos ingredientes de ahí para sazonar una nueva historia, y opté por contar un misterio fictício de venganza, pasión y muerte, con estratégias caudillistas estremeciendo a militares, inocentes curucusíes alborotando a féminas y osadas viuditas buscando su curul en la trama.
.
Lo más importante, por lo menos para mi: que mi tesis sea un misterio fictício en tierras bolivianas, más específicamente en tierras cruceñas y mejor aún... en un pueblito perdido en tierras de la Chiquitania Misional, en el primer tercio del sigo 20.
.
¿Y Por qué lo de osadas viuditas buscando su curul en la trama? porque dos veces he colocado a la viudita en mis planes y otras dos veces la he sacado. A veces funca, a veces ya es mucho.
.
Es que si entra... se vuelve sumamente importante. De hecho dentro del mismo guión, la leyenda de la Viudita sería manipulada por los mismos personajes!
.
En estos días re-escribo el torso del cuerpo dramático de mi Guión. Me tincó nuevamente tejer a la Viudita en la trama para ver como se comporta.
.
Es que la Viudita es un personaje típico de las leyendas cruceñas, que por supuesto son propias del misticismo que se vivía en los pueblos criollos de la colonia española.
.
Y Santa Cruz no es la excepción a la regla, más bien, llega a ser un referente en dichas prácticas, ya que no conozco muchos grupos humanos, como el que me incluyo, que participando activamente en lo que va del siglo 21, fuesen presa, en sus tempranos años, a cuentos pueblerinos de villorio convertido en metropolis en un abrir y cerrar de ojos.
.
.
Con Uds. una de las versiones de la leyenda de La Viudita, en las vísperas de su manipulación a mi antojo:
.
"Dizque aparecía por acá y allá, siempre sola, con el paso ligero y sutil y antes de media noche. Vestía de negro riguroso, faldas largas a la moda antigua, pero talle ajustado en el busto, como pa' que resaltasen las prominencias pectorales..."
.
"Nadie le vio jamás la cara. Cuando encontraba varón... y el tal no resistía a sus encantos, ella aceptaba que la acompañase y aún le permitía ciertas libertades táctiles. Pero si el hombre le buscaba el rostro en la oscuridad, se oponía al intento con rápidos movimientos de cabeza o extendiendo los pliegues del mantón. Era ella y no él quien señalaba el rumbo. La marcha concluía en las afueras de lo entonces poblado..."
.
"Llevado ahi el pecador y dizque conquistador, la viudita se rebelaba en su verdadera escencia y actuaba segun sus miras. El tunante, creyendo que era introducido en una suntuosa estancia, despertaba al dia siguiente entre matorrales de pica-picas con fisas de cenefas de garabatás y en vez de colchones perfumados, se encontraba sobre un curichi y entre aguas no precisamente muy perfumadas..."
.

5 comentarios:

santiago dijo...

Es el enigma de esta tierra tan propicia al realismo mágico... te felicito che!

play dead dijo...

me gusto el texto...es como ek te envuelve y no te deja salir..me agrado.. hey gracias por eso de ke te atrapan mis letras ..pero si es asi deverias leer mi otro blog..ese es mas...sofokante XD
en fin gracias por pasar y pasare mas seguido por aka =)

libre dijo...

Cuentos...
Leyendas y demás vainas...


saludos compañero.

LOCA!!.. como tu madre dijo...

Mitos y leyendas, yo aún sigo tragandome el cuento de que a mi tío se lo llevó el duende. Me olvidé contarte de un libro que me regalo mi mamá cuando era pequeña, con muchísimas leyendas latinoamericanas, lo busco y te lo presto!

Un beso de parte de la ovejerita vallegrandina jajaj

Salar dijo...

See here or here